Revolviendo

cropped-rostr.jpg

Este es un lugar para revolver. Revolver conciencias y voluntades.

La tuya y la mía.

Revolver la tibia superficie de cuanto mendigamos a esta vida entre cadenas compartida. Levantar el barro que reposaba olvidado y arrojarse de cabeza a ese revuelto lodazal.

Buscar el fondo.

Este sitio es una bala dirigida a la desidia y la comodidad. Es un grito airado reivindicando a los inquietos. A los alegres infelices.

Una bala para matar la analgesia que nos mata.

Pero ante todo es una rendición. Una entrega incondicional a los fantasmas que desde dentro se revuelven.

Que pugnan por salir mientras arañan y desgarran, convencidos de ser más grandes, más dignos que tú.

Démosles la oportunidad de demostrarlo.

Este es, en definitiva, un sitio humilde con pretensiones que le superan.

Sé entonces bienvenido y siéntete libre de ayudar a construirlo.

Si te gusta, comparte:

4 Comentarios

  1. Corinne

    Manel, creo que voy a pasar varias tardes leyendo tus «Revolvuciones»….

    Enhorabuena !

  2. Juan Carlos González Estévez

    Un olivo adolescente tiene cien años de vida. Tal es la bendita rareza de este blog y su autor. Felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén